Segundo aniversario

Ciudad de México, 7 de marzo del 2016.

Querida mía:

¿No te encantan las cartas de aniversario? Hoy día ya no se le dedica el tiempo suficiente a leer una carta, mucho menos escribirla. Sí, lo sé, tal vez regalarte una carta sabiendo que hoy estamos celebrando una fecha especial sea un detalle raro.

Estuve pensando qué más podría ofrecerte, sabiéndote hermosa, orgullosa y vibrante. Pude haberte interpretado una canción pero no sé cantar. Una pintura, pero no sé dibujar. Una melodía, pero no toco ningún instrumento. Lo que realmente sé hacer y que me apasiona es escribir, así que perdona lo sencillo de mi regalo pero sabes que lo hago con todo el amor de mi corazón.

Te conocí hace dos años. Aún me acuerdo cómo me impresionaste con tu carácter presumido y clásico, pero fuerte y cambiante a la vez. Me daba mucho miedo acercarme a ti, querer entrar en tu mundo sin ninguna otra consideración, solamente dejándome llevar por tu encanto irresistible (eres una coqueta, ¿lo sabías? Claro que lo sabes). Finalmente olvidé toda precaución y quise absorberte entera, sin pensar en las críticas o en los prejuicios.

Un amor como el nuestro es raro, no tan aceptado en sociedad. Peca de ser siempre mal correspondido e imposible. Ahora ya es más normal que haya otros como nosotras, pero es difícil entender que pueda existir amor en este sentido.

Hoy, después de dos años de estar perdidamente enamorada de ti, ya no me importa lo que me digan.

Todas las mañanas que viví, todas las calles donde me escondí… Bueno, donde trataba de esconderme de ti, pero al final siempre me encontrabas. Llegaste a conocerme muy bien, ofreciéndome rayos de sol cuando mis ojos amenazaban lluvia, o un abrazo cálido cuando sentía frío y añoranza. Contigo me sentía como en mi casa. Me mostraste tu casa y sus habitantes, sus costumbres, la manera en la que vivían y hablaban. Me ofreciste todo lo que eras y todo lo que tenías, bueno y malo.

Dos años se dicen fácil, pero nunca he tenido una relación con alguien durante tanto tiempo. Y sí, ya sé que cuando me fui me hiciste prometer que te olvidaría y seguiría mi vida contigo en mi mente como un bonito recuerdo. Como te habrás dado cuenta, fallé miserablemente y no tenía ni un mes de regreso en mi país y ya te estaba escribiendo todas las noches. Inclusive regresé después de un año para decirte que esperaba quedarme contigo, pero tú ya estabas de coqueta enamorando a alguien más (a muchos más)

“Yo aquí siempre voy a estar. No me olvides. Seguí escribiéndome, me gusta. Ya te veré enamorada de otra dentro de algunos años, y yo espero que para ese entonces aún no me hayas olvidado”

Como si eso fuera posible. Nunca olvidas al primer amor.

Y así hoy, después de dos años no me he olvidado de absolutamente nada. Recuerdo tu sonido, tu vida y tu aroma. Recuerdo que me enseñaste muchas cosas, y me quitaste otras tantas. Recuerdo que nunca me ocultaste nada, y siempre me ofreciste un refugio seguro, una fuente de inspiración, una anécdota nueva.

Recuerdo cuando me enamoré de ti como si hubiera sido ayer. Pero, como dice la canción…

Yo te conozco de antes, desde antes del ayer. Yo te conozco de antes.

Cuando me fui no me alejé.

Llevo la voz cantante, llevo la luz del tren, llevo un destino errante, llevo tus marcas en mi piel.

y hoy solo te vuelvo a ver.  Hoy sólo te quiero volver a ver.

Feliz aniversario, Buenos Aires. Aún te amo.

Sinceramente, Dany.


Fotos de mi amada

Anuncios

2 comentarios en “Segundo aniversario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s