¿Por qué lo fallaste, Lio?

La bronca, la impotencia, el coraje. El dolor de verlo llorando. Porque me dolió, me dolió muchísimo. No es de mi país, no juega para mi selección, ni siquiera es amigo mío o lo conozco como para consolarlo… y aún así me dolió. Porque es la presión de toda una nación sobre sus hombros, son las habladurías de la prensa, son los ingratos argentinos que no tienen otra cosa más que hacer que criticarlo siempre, que echarle la culpa de todo y atreverse a insinuar que no siente la camiseta. Que no sirve. Que no quiere ganar.

Por supuesto que sé que no esto no lo va a leer. Sé que ese hombre no tiene ni la más mínima idea que existo, que toda palabra que pueda decir sobre él no significa nada. Pero mi blog es una extensión de mis pensamientos. Acá puedo expresarme libremente y desahogarme de vez en cuando. Y sí, esto me dolió, pero no quiero que pase sin reiterar mi absoluto respeto y admiración por el hombre del que en estos momentos la prensa, los argentinos y el mundo entero se están burlando.

¿Por qué lo fallaste Lio? Porque eres humano, porque los errores pasan, porque el camino de nadie es fácil… porque nadie es perfecto.

Si el mundo lo critica, si los argentinos lo odian, si la prensa lo destroza… eso no cambia lo que siento por él. No afecta ni lo más mínimo mi adoración y cariño.

Yo te banco a muerte, Messi.

Y cuando me pregunten ¿quién es el mejor del mundo? siempre diré tu nombre. Porque lo siento, porque lo creo. Y eso ningún penal fallado lo va a cambiar.

El mejor del mundo. Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s