Archivo de la etiqueta: inspiración

El Gran Buenos Aires

Me pasó algo muy chistoso con esta entrada, queridos lectores. Originalmente estaba pensada para ser una entrada donde hablaría de mi reciente viaje a la Ciudad de la Furia y terminó siendo un post que mezcló la literatura con Argentina (y de una manera muy curiosa y casi providencial)

Hace unas semanas me dijeron en mi trabajo que me iban a mandar a Buenos Aires una semana para trabajar desde allá y conocer a mi nuevo equipo. Era cosa de no creerse, casi lloro de la emoción (para los que siguen este blog desde hace rato, sabrán que estoy completamente enamorada de Buenos Aires y que dicha ciudad significa mucho para mí)

Ante las largas horas de vuelo que me esperaban, decidí empacar un buen libro que me ayudara a entretenerme en el avión y en las odiosas conexiones. El elegido fue un libro que ya había leído con anterioridad pero que quise volver a retomar: El Gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald.

9788497936606

Sigue leyendo El Gran Buenos Aires

Crear para poder vivir.

Tweets con magia.

Una de las personas que más admiro en este mundo es la escritora J.K. Rowling. Sí, de verdad. Tal vez en otra entrada platique sobre mi particular cariño por el universo que ella creó y hasta les cuente a qué casa de Hogwarts pertenezco, pero ése no es el motivo de esta entrada.

Fíjense nomás, JK era una mujer a la que se le había muerto su madre, tenía un bebé que mantener, divorciada y pobre hasta que finalmente pudo publicar el primer libro de un niño mago llamado Harry y que posteriormente se convertiría en la saga de libros más vendida de toda la historia (y la haría asquerosamente rica, también). ¡Ejemplo perfecto de superación personal a la vista!, ¿quién dice que no se puede?

Bueno, no es que se haya muerto ni nada, y esta entrada tampoco es una compilación de halagos hacia ella, pero resulta que ayer esta mujer tuvo una actividad bastante interesante en Twitter:

Captura de pantalla 2017-04-04 a las 6.57.38 PM.png

Sigue leyendo Crear para poder vivir.

Buscando…

No estoy dormida, no.
No estoy desaparecida.
No me he ido.
A veces me da la impresión de estar sentada esperando a que la inspiración llegue.
Y a veces llega, a veces un día te sorprende con motivos para escribir.
Pero la inspiración es canija, y no le gusta andar rogando. Quiere que la busques y que vayas por ella (porque se siente deseada, se sabe difícil y no le ruega a nadie).
Así que allá vamos los creadores, detrás de ella.
Buscándola, siempre buscándola.