Archivo de la etiqueta: música

Historia de una canción

Cuando la tierra dejó de moverse, corrí lo más rápido que pude a lo largo de la avenida. Todo era caos a mi alrededor.

-¡A TRES CUADRAS SE CAYÓ UN EDIFICIO! -gritaba histéricamente una señora – ¡A TRES CUADRAS SE CAYÓ UN EDIFICIO!, ¡AYUDA POR FAVOR!

Miguel. Alejandra. Román. Mis amigos. Yo no dejaba de pensar en ellos mientras corría lo más rápido que me daban mis piernas. Hoy era el cumpleaños de Alejandra y habíamos quedado de invitarla a comer, nos íbamos a ver a la 1:30 pm en punto, afuera de su edificio en la Colonia del Valle. Hacia allá corría yo.

Me faltaban tres cuadras para llegar.

Sigue leyendo Historia de una canción

Anuncios

Reto musical

“Puedes saber mucho de una persona por la música que escucha”

No recuerdo quién dijo esa frase, pero es muy cierta. La música que escuchamos forma parte indiscutible de nuestra personalidad, es inclusive algo tan íntimo que no dejamos que todos conozcan nuestros gustos más culpables o aquellas canciones que significan demasiado para nosotros. Podemos expresarnos únicamente con canciones y aún así nos entenderíamos a la perfección.

La música es vida y es amor.

Este post no es una oda a la música en sí mismo, sino una oportunidad para que todos aquellos con ojos curiosos que pasen por aquí el día de hoy conozcan un poco más de Dany, todo expresado con canciones. ¿Qué mejor forma de conocer a alguien, no les parece?

Sigue leyendo Reto musical

La La Las puertas de decisiones.

-No, no hay spoilers de La La Land. Si no la has visto, la verás con una nueva perspectiva. Si ya la viste, podrás estar de acuerdo o no conmigo. Gracias por su atención-

honest-posters-la-la-land-.jpg

El mame de “la-película-bonita-donde-bailan-y-cantan” empezó desde hace rato. Adoro las películas y cuando comencé a leer las primeras reacciones donde calificaban a La La Land como una obra maestra, me emocioné mucho. Pude verla el fin de semana pasado y… (ya sé que acá me lloverán jitomatazos) no me gustó. Se me hizo laaarga como la Cuaresma (me estaba durmiendo durante toda la primera hora), sin embargo, no voy a ser tan cruel como para dejar que una película que tuvo el atrevimiento de ser “diferente” entre todas las demás se ahogue en el mar de mi veneno: más bien quiero escribir por qué me dejó con una nada bonita y muy interesante angustia existencial, misma que en mi opinión y dejando de lado la música, es lo más valioso de esta cinta.

Sigue leyendo La La Las puertas de decisiones.

Si Adeleita se fuera con otro…

Queridos lectores, como ustedes ya saben, este blog me ha servido tanto como escape emocional como para explorar intentos de fugacidad creativa. A veces comparto cosas personales, opiniones, anécdotas o debrayes muy fumados.

En esta ocasión quiero dedicar unos párrafos a una de las experiencias emocionales más intensas que me han pasado en los últimos meses (se oye exagerado, pero después de dos horas llorando como loca creo que se merece esa etiqueta): el concierto de Adele en la Ciudad de México ayer por la noche.

Sigue leyendo Si Adeleita se fuera con otro…

Historia de una canción

No era fácil estar en París.

Había llegado a la ciudad buscando desesperadamente audiciones en cualquier bar o teatro como cualquier otra joven de mi edad que quiere ser artista. Mi sueño siempre ha sido ser bailarina: el escenario me llama, me envuelve… cuando siento la música en mi cuerpo ya nada más importa.

Una noche vagaba sin rumbo por los bares del boulevard, arrastrando mi maleta. Estaba buscando un lugar decente y barato donde quedarme así que me registré en un sucio hostal y al subir las escaleras para ir a mi cuarto me crucé con él: llevaba un abrigo negro, era alto, fuerte, con el cabello castaño largo recogido en una cola de caballo. Tal vez no hubiera reparado en su presencia si no hubiera chocado conmigo accidentalmente. Al abrirse su abrigo me fijé en la camisa blanca que llevaba puesta, manchada de sangre. Él advirtió mi mirada curiosa, cerró bruscamente su abrigo y salió por la puerta. Desde ese momento supe que no habría forma de olvidar su rostro.

Sigue leyendo Historia de una canción

Santa Semana Musical

La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas.

Wikipedia

Semana Santa significa muchas cosas (dependiendo de qué tan religioso seas). Puede ser el tiempo perfecto para reflexionar y conmemorar tan importante fecha religiosa, o pelearte con los millones de automovilistas que salen de la ciudad en busca de unos días de vacaciones y valemadrismo.

Pero también esta semana puede tener su conexión musical.

Antes de que se receten toooooodo el maratón de películas religiosas de canal cinco (y como buena fanática de la música que soy) aprovecho este post para recordar algunas buenas rolas (no de grupos cristianos) que nos hablan sobre Jesus Christ (pa’ que armen su playlist y se pongan a tono)

1. “Superstar” de Andrew Lloyd Weber.

Obviamente no podía faltar esta rola. Jesus Christ Superstar se estrenó allá por el año de 1973, basada en la ópera rock del mismo nombre creada por Andrew Lloyd Weber y Tim Rice. La obra de teatro muchísimo más exitosa que la propia película, pero finalmente, ambas excelentes oportunidades para adentrarnos en la psicología de Jesús hasta el momento de su crucifixión. En lo personal, alabo este esfuerzo por acercarnos a la religión de una manera poco convencional, transformándola en un espectáculo musical pero sin dejar de lado las preguntas importantes a Dios, e incluso a nosotros mismos. ¿A ustedes les gusta?

2. “Personal Jesus” de Depeche Mode

Todos, todos, todos hemos cantado esta rola. Un clásico de los Depechos, esta canción no sólo tiene una batería increíble, sino que utiliza la figura de Jesús como el salvador que está ahí para escuchar nuestras plegarias y atendernos en nuestras necesidades… pero no como una escultura en una iglesia o una estampita en nuestra cartera. Esta canción habla de la profunda necesidad que tenemos de contar con un ser humano corpóreo, en esta dimensión, que nos auxilie y escuche.

La profunda necesidad de estirarnos y tocar nuestra fe.

3. “Spirit In the Sky” de Norman Greenbaum

Mi Norman de plano dijo “cuando me muera y me entierren, voy pa’ rriba chavos. Jesús es mi amigo y él me va a recibir. ¿Cómo la ven?”

Igual y es una rola enfocada más en el Espíritu Santo que en Jesús, pero finalmente dice que Cristo es el cuate que te recibirá con los brazos abiertos (siempre y cuando no hayas pecado, ni modo que sea de a gratis). De todos modos es una excelente rola, así que a disfrutarla pues.

4. “My Sweet Lord” de George Harrison

No sé si el compa Harrison se refería a Jesús en específico o a Dios, pero vale la pena mencionar este tema. Que si se lo plagió, que si lo demandaron, que si qué poco original… el punto es que esta rola es un clásico. Creo que cuando pasemos a la otra vida (al menos para los creyentes) nos gustaría poder ver y sentir esa presencia que guió espiritualmente nuestra existencia terrenal (llámenle Dios, Jesús o como quieran).

Escuchemos y disfrutemos, queridos.

5. “Say Yes” de Michelle Williams

¿Qué hacen las Destiny’s Child aquí? Bueno, pasa que a la Michelle Williams se le ocurrió grabar este tema, y todo el mundo puso el grito en el cielo porque claro, Beyoncé y sus chicas superpoderosas no son precisamente la imagen de la religión. Cada quien es libre de cantarle a quien quiera, esta mujer quiso dejarlo en claro y lanzó dicha canción(con ayuda de The Queen B, porque si no, nomás nadie la iba a pelar) sin evitar que le llovieran críticas.

Aunque… está pegajosa la rola ¿no? ¿A poco no les dieron ganas de mover el piecito, aunque sea? Bueno, a mí sí. Con permiso.

6. “Jesus Walks” de Kanye West

Mucho se ha hablado sobre Kanye West. Odiado por muchos, querido por pocos, este egocéntrico compadre lanzó “Jesus Walks” hace ya algunos años.

No puedo negar que el ritmo me gusta bastante y tengo que confesarlo, creo que Kanye puede ser muy bueno cuando se lo propone. “Jesus Walks” es una canción que habla sobre la guerra personal que todos enfrentamos día a día, tanto contra nosotros mismos como a los demás.

“To the hustlers, killers, murderers, drug dealers, even the scrippers, Jesus walks for them”. Ahí se las dejo:

¿Alguna otra rola que se les venga a la mente y que hable del buen Jesús? Ya sea que celebren esta semana o sólo la usen como pretexto para salir de vacaciones, la música es universal y nos habla a todos. Justamente ahí radica su gloria, en poder disfrutar de una canción por sus letras o su melodía sin importar religiones o creencias.

Así que a disfrutar esta semana y recuerden:

tumblr_naxhihRGCg1tgsr48o1_500

Un artista clásico en tiempos modernos

Justamente ayer mi papá compartió conmigo una nota que escribió Susana Moscatel en el periódico Milenio, titulada “Carta abierta a Paul McCartney”.

Dicha misiva expresaba en un par de párrafos la confusión de la autora por las recientes actividades en las que el ex Beatle ha estado involucrado:

¿Qué demonios haces con esas discretas apariciones especiales con egomaniacos como Kanye West? ¿O bombas sexuales como Rihanna? (…) Paul, no vale la pena. Ya ni Luis Miguel lo haría. Mejor sigue tu propio camino.

(nota completa en http://www.milenio.com/firmas/susana_moscatel/Carta-abierta-Paul-McCartney_18_455534467.html)

Después de leerla con detenimiento y hasta compartir puntos de vista con mi papá, decidí que plasmaría en este blog mi opinión al respecto ya que como fan acérrima de los Beatles y en especial de Macca, algo debo de decir.

Lo primero que hice fue abrir TuTubo para escuchar “FourFiveSeconds”, la rola de Paul, Kanye y Rihanna. Sinceramente, si no me hubieran dicho que Paul participó, ni me enteraba. Si Fulanito López hubiera tocado la guitarra, daba exactamente lo mismo. Pero la canción no está mal, de hecho me gustó.

Captura de pantalla 2015-01-31 a las 11.00.14 a.m.

Aquí lo grave del asunto es tener de “músico de fondo” a PAUL F****ING McCARTNEY (!!!!!!)

Lo considero imperdonable y sí, una total y absoluta falta de respeto.

No voy a hablar sobre Kanye West ni Rihanna, porque finalmente esos dos individuos me valen un cacahuate, pero Paulito no.

Hizo otra colaboración con Kanye en la canción “Only One” y me dio flojera, sinceramente. Después que la rola se lanzara en víspera de año nuevo, hubo trending topic de “Who is Paul McCartney?” y me supongo (o al menos eso quiero creer) que era ironía y/o broma (porque TODO ser humano sabe quién es Paul McCartney, es cultura general… ¿verdad?… ¡¿VERDAD!?)

Claro, el señor está en todo su derecho de hacer canciones con quien se le pegue la gana, y si en verdad ciertas personas se declaran sus fans, deben de apoyarlo y reconocer el valor en las cosas que hace. Aunque claro, no todo es color de rosa y estas colaboraciones o “modernizaciones” tienen sus cosas malas también.

Puntos a favor:

-Paul se mantiene vigente, y para bien o para mal, hablan de él. No se quedó relegado al dulce recuerdo y a la memoria de “su época dorada” (que, obviamente, eso también es un arma de dos filos)Captura de pantalla 2015-01-31 a las 11.18.11 a.m.

-Sigue haciendo lo que le apasiona, y yo no sé ustedes pero a mi me da gusto verlo disfrutar con sus nuevas ideas (finalmente nadie lo está obligando)

-Incorpora aportes de otros artistas que le dan un giro interesante a su música. Desde que le gustaron los sintetizadores para incorporarlos a sus rolas ha promovido remixes y mezclas muy interesantes.

Puntos en contra:Captura de pantalla 2015-01-31 a las 11.19.54 a.m.

-Lo relegan como un “músico más” de fondo, y el reflector recae en artistas de muchísimo menor prestigio y talento.

-No faltan los comentarios de “ya dio el viejazo, da lástima”

-Estas canciones parecen un esfuerzo forzoso de Macca por mantenerse vigente, casi “a la fuerza”

-Aceptémoslo, ya no canta como antes.

Creo que es totalmente bueno (tanto artísticamente como para su salud) que Paul se mantenga activo y haciendo nueva música. Es un hombre que lejos de guardar su Hofner en un baúl y sentarse en su mecedora viendo pasar el tiempo, se involucra en los asuntos contemporáneos, propone cosas nuevas (como hacer música para videojuegos), se codea con personalidades actuales (¿ya vieron su video con Jimmy Fallon?) y está intentando, explorando, moviéndose, activándose y siendo parte de la actualidad. Sigue desarrollando su creatividad y sus posibilidades de contribuir a un mundo muy diferente de aquel en el que era uno de los reyes indiscutibles (la década de los 60’s), pero que finalmente es el mundo en el que todos vivimos. Un mundo al cual Sir Paul McCartney todavía tiene cosas que aportar.

A todos los detractores, a todos los que piensan que ya “está ruco y quiere verse chavo”, pónganse en su lugar. Les recomiendo que vean el video de “Appreciate”. La primera vez que lo vi, me impactó mucho.

Paul aparece como una de las exhibiciones en “El Museo del Hombre”, en un futuro lejano. Es una reliquia más, un objeto, una memoria que la humanidad dejó tras de sí… un simple recuerdo de nuestros tiempos. Cuando el robot se fija en él (¿alegoría de las nuevas generaciones?)… bueno, vean el video y juzguen por ustedes mismos. En cierta manera su música revive en nosotros aquello que nos hace humanos.

¿No creen que Paul se siente así? ¿no creen que ese video pudo haber sido una declaración personal? Algo así como “sí, ya sé que estoy viejo y que mis discos ya no se venden tanto y que me faltan los compañeros con los que conquisté el mundo. Pero aún soy relevante, aún corre energía por mis venas. No quiero ser un recuerdo más. No me olviden”

Porque cuando eres un artista clásico en tiempos modernos, tus únicas alternativas son: o experimentas cosas nuevas y te arriesgas a incorporar nuevas habilidades que te permitan mantenerte vigente y ser más creativo; o te bajas del escenario, te sientas a contar tus millones y dejas que las generaciones posteriores te consideren una reliquia más dentro del universo musical.

Paul hizo lo primero. Y se aprecia, se aprecia mucho.

Captura de pantalla 2015-01-31 a las 10.54.19 a.m.